Evita que te limiten

Y sigue ganando a las casas

Mientras que la mayoría de las casas de apuestas no tienen sistemas ni recursos para llevar un registro detallado de la actividad de sus jugadores, hay otras que están muy atentos a cada movimiento que hacen en su web. Estas casas usan esa información para clasificar a los jugadores en buenos y malos clientes.

Para ellos, los buenos clientes son los que toman decisiones impulsivas, los que apuestan sin criterio y, en definitiva, los que pierden dinero continuamente. En cambio, ven con malos ojos a los jugadores espabilados, los que están atentos a las oportunidades y no apuestan a lo loco, sino que esperan su momento. Estos son los jugadores peligrosos para ellos, porque pueden hacerles perder mucho dinero, y es el tipo de jugadores que somos nosotros, y que tú también estás a punto de ser.

Por eso, nosotros, como ganadores que somos, tendremos que andarnos con ojo para que nuestra actividad no sea muy evidente, y así evitar levantar sospechas. Piensa que una persona que realiza apuestas cruzadas tiene una forma de apostar muy característica: apuesta solo cuando hay ofertas, y no se deja ni una sin completar.

¿Y qué hacen las casas cuando detectan que un jugador sigue este patrón? Pues es muy fácil: dejan de dárselas, porque saben que no le interesa en absoluto apostar por diversión. No entres en pánico, nunca podrán quitarte el dinero que has ganado con ellos. El saldo que tengas en tu cuenta está completamente seguro.

Pero que puedan detectar lo que hacemos no significa que se lo vayamos a poner fácil, ¿verdad? Lo que queremos minimizar las probabilidades de ser baneados y mantener nuestras cuentas el mayor tiempo posible. Normalmente, tardan varios meses en darse cuenta de que estás ganando dinero a su costa, y muchos de nuestros usuarios la mantienen durante más de 6 meses.

De hecho, si sigues los consejos que te vamos a dar ahora, es probable que puedas evitar las limitaciones durante mucho más tiempo. Consisten en camuflar tu actividad ante las casas de apuestas para que parezca que eres un jugador normal y puedas seguir aprovechándote de sus bonos todo el tiempo posible.

Ten más cuidado con estas casas

Como te hemos contado antes, la gran mayoría de las casas de apuestas no tiene las herramientas para darse cuenta del tipo de apostador que eres, o simplemente no les importa. Por eso, es muy raro que lleguen a limitarte y podrás seguir ganando dinero con las Apuestas Cruzadas sin ningún miedo.

En cambio, a otras casas les preocupa más este asunto e invierten mucho dinero y recursos en atajarlo. Por eso son de gatillo fácil: tienen tendencia a limitar a sus jugadores ganadores y no dudarán en actuar si se dan cuenta de que eres uno de ellos.

En nuestra experiencia, las casas que más persiguen las Apuestas Cruzadas son Sportium, MarcaApuestas y BetFred. Aquí hay que andarse con pies de plomo, e incluso muchas veces acabarás limitado en ellas por mucho que las cuides.

Otras 2 que no son tan estrictas, pero que sí que limitan a algunos jugadores cuando llevan mucho tiempo usándolas son Bwin, BetWay y William Hill.

Esta guía y los consejos que damos en ella están enfocados a evitar las limitaciones en estas casas o retrasarlas todo lo posible. En el resto de casas no hace falta que estés tan pendiente de estas cosas, puedes respirar tranquilo.

Ojo con las retiradas

A las casas de apuestas les gusta tener tu dinero en sus cuentas. Es normal. Si tienes dinero metido en su web, es más fácil que vayas haciendo una apuesta aquí, otra allí y perdiendo cada vez más dinero. Y si ganas algo de dinero, pues ya apostarás más adelante y lo volverás a perder. Así es como funciona su juego.

Pero si retiras el dinero, significa que no quieres seguir apostando, que proteges tus ganancias. En definitiva, significa que eres un cliente que no les interesa. Por eso, la mejor estrategia es intentar evitar sacar dinero de estas casas más sensibles para esperar a perderlo allí y ganarlo en el Exchange.

Pero la mala suerte existe, y puede ocurrir que ganes varias apuestas seguidas en la casa y se te acabe acumulando allí el dinero. Si te pasa esto, lo que te recomendamos es que vayas retirando dinero poco a poco (50€ – 100€ cada vez) y con varios días entre medias. Porque si de repente sacas 500€ de golpe, tienes una probabilidad muy alta de acabar baneado al instante.

Hablamos desde la experiencia: a nosotros nos ha pasado ya, y queremos que vosotros aprendáis de nuestros errores para no tener que repetirlos,

¡Usa nuestros enlaces!

En Internet hay algo que se llama Referrer, y que todas las páginas a las que vayas pueden ver. Y es que este Referrer es la dirección web en la que estabas antes de ir a la página en la que estás ahora.

¿Y qué pasa con esto? Pues que si tú estás en Against The Odds y escribes en la barra del navegador “Sportium”, para ir a su web y hacer alguna apuesta, cuando llegues a su página, Sportium podrá ver que has llegado desde Against The Odds. Y lo más probable es que no le haga demasiada gracia que vengas desde una web en la que te enseñan a sacarles dinero.

Por eso te recomendamos que uses siempre los enlaces que tenemos en nuestras guías, en los que cambiamos el Referrer (sí, los informáticos podemos hacer esos trucos de magia) para que las casas de apuestas no puedan saber que vienes desde nuestra web.

Mete más dinero del necesario

Muchas veces las ofertas te piden que hagas una apuesta con tu propio dinero antes de concederte el bono. Pero si metes el dinero justo para sacártelo, parecerá sospechoso. Si la oferta te pide que apuestes 10€ antes de darte el bono, mete 20€ en tu cuenta por ejemplo y luego apuesta solo 10€. Esto hará pensar a la casa que no estás allí solo para aprovecharte de sus bonos, sino que tienes intención de seguir apostando.

Además, así tendrás algo de dinero extra para hacer otras promociones en el futuro y no tener que andar metiendo dinero todo el rato.

Finge apuestas normales

Hacer apuestas que no tengan ningún bono asociado puede hacerte pasar por alguien normal a ojos de las casas de apuestas. Normalmente es buena idea elegir partidos importantes o populares, como alguna final o competición famosa. Esto te hará parecer alguien normal y no alguien que está interesado solo en las ofertas.

Por otra parte, apostar a tu equipo favorito todas las semanas es algo muy común y que la gente que apuesta suele hacer, por lo que puedes hacerlo también para pasar desapercibido.

Por supuesto, no quieres perder dinero haciendo esto, por lo que la idea es seguir cruzando las apuestas en Betfair como siempre.

Apuesta desde el móvil

La gente normal hace la mayoría de sus apuestas desde el móvil, mientras que nosotros, como hacemos muchas a la vez, solemos hacerlas desde el ordenador para ir más rápido. Esto puede delatarnos, así que hay 2 formas de solucionarlo:

  • Intentar hacer algunas apuestas desde el móvil, con las apps de las casas de apuestas. Esta forma es la más fácil para la mayoría.
  • O si te apañas bien con la tecnología y sabes lo que estás haciendo, puedes instalarte una extensión de Chrome que camufle tu PC y lo haga pasar por móvil. Nosotros usamos uno que se llama “User-Agent Switcher and Manager”.